0

Al rescate de los reinos entrañables

mayo 20th, 2016 / / categories: Ediciones /

Al rescate de los reinos entrañables Jose Güich La casa Grande El comercio María Teresa Zúñiga

Por José Güich Rodríguez

Por razones evidentes, las literaturas regionales permanecen ensombrecidas ante el vendaval de publicaciones limeñas. Sin embargo, al traspasar esa especie de “cultura del ombligo” que carcome a la capital, es factible observar lo vigoroso de la producción en el interior. Urbes corno Arequipa, Cusco; Trujillo, Puno y Chimbote cuentan hoy con espacios editoriales de buen nivel, muchas veces pasados por alto. Huancayo no resulta ajeno a tal efervescencia. Su feria del libro —una plataforma febril y activa— es una institución desde hace años.

La casa grande Maria Teresa ZuñigaLa narrativa y poesía del valle del Mantaro son referencias importantes. En varios casos, se trata de escritores más reconocidos fuera de las fronteras nacionales que en su propio país. Autores de trayeaoria como lsabel Córdova y Carlos Villanes ilustran esa situación. Entre las nuevas generaciones, destacan Sandro Bossio y María Teresa Zúñiga (1962), poeta, dramaturga y, recientemente, narradora, cuya novela corta La casa grande confirma sus virtudes creativas.

Este libro hace eco de una tradición: el sondeo de las memorias familiares en torno a un espacio significativo, entrañable, que se convierte en un símbolo ya lejano, pero que ha marcado al sujeto enunciador de los hechos. Si existiera un antecedente nítido, debería ubicarse en De mi casona, de Enrique López Albújar. Sin embargo, a diferencia de ese texto —suerte de autobiografía en torno a una vivienda piurana, donde el autor, niño aún, se refugió durante la Guerra del Pacífico—, el libro de Zúñiga sí es una construcción donde la materia prima —el recuerdo querido de la abuela y del entorno humano y físico— se transforma en un tejido ficcional.

Las secuencias se apoyan en un lenguaje sencillo, diáfano, dotado de carga lírica en varios pasajes.

La acción se sitúa en Huancayo durante la década de 1960, cuando el proceso agresivo de urbanización no había quebrado una forma de vida basada en el contacto con la naturaleza. En medio de esos parajes idílicos (el locus amoenus de los antiguos), una niña descubre el mundo y asume, en su fuero interno, que aquello está destinado a desaparecer sin remedio. La voz que edifica el relato pertenece a la muchacha, quien también vislumbra, a medida que evoca la figura de la abuela —dueña de tierras y propiedades— las diferencias de clase, casi infranqueables, pero a las que la nieta desafía con sus actitudes de proximidad a los que trabajan para la terrateniente.

Las secuencias se apoyan en un lenguaje sencillo, diáfano, dotado de carga lírica en varios pasajes. Y una serie de imágenes recurrentes —la abuela en el columpio o la narradora/testigo que huye de un toro— fortalece los contrastes de la historia, que oscila entre la celebración de la vida y la melancolía dolorosa, dibujada con trazos firmes al final, cuando la sensible niña (hoy, escritora) ha dejado atrás la infancia y acomete esa recuperación de lo inasible.

LA CASA GRANDE
Autora: María Teresa Zúñiga
País y año: Perú, 2016
Editorial: Acerva ediciones (Huancayo)
Páginas: 118

Publicado en el diario El Comercio el lunes 16 de mayo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>