2011: Producción editorial de la región

Juan Carlos Suárez Revollar

A lo largo de 2011 se ha publicado muchísimos libros en la Región Centro. Citaremos a continuación algunos de los más relevantes.

Dos de los lanzamientos más importantes llegaron de parte de la editorial San Marcos, que publicó en su nueva colección “Ágora” la novela Gritos en silencio, de Isabel Córdova Rosas, una potente historia contextualizada en los años de la violencia política del Perú. En la misma colección, Sandro Bossio publicó La fauna de la noche, una novela policial con un rico fondo sociológico, que aborda el mundillo médico y que, acorde con el estilo del autor, no deja de lado la historiografía en su trama.

Félix Huamán Cabrera publicó El corcel del Monte Carmelo en la fiesta del Niño Chaperito. La editorial Puntocom, por su parte, reeditó El tesoro de Catalina Huanca, de Nicolás Matayoshi; y Zeit Editores (especializada en poesía) editó La escultura que se mató por el poeta, de Josué Galdós Talaverano.

Asimismo, Acerva Ediciones lanzó su colección “Pasiones narrativas”, que busca reunir la mejor literatura de la Región Centro, y del que vieron la luz este año Kassandra y nueve mentiras menores, de Sandro Bossio, y Dos árboles y otras formas de internarse en la niebla, de Augusto Effio Ordóñez, ambos con los cuentos más representativos de sus autores. También forman parte de esta colección las ediciones definitivas de la novela breve La casita del cedrón, de José Oregón Morales, y del volumen de narraciones orales Luna de agua, de Gerardo Garcíarosales.

Entre los nuevos autores, se presentó Seven, libro que recoge cuentos de siete autoras de la región y Madrugada, de Graciela Ramírez; así también Ulises Gutiérrez publicó su primera novela, Ojos de pez abisal, los tres por editorial Bisagra. Guerra Florida Editores, por su parte, editó un interesante poemario, Sociedad NN, con jóvenes autores de Cerro de Pasco; y su equivalente de Huancayo: Cuarta pared.

Sergio Castillo Falconí publicó su poemario Detrás de la séptima puerta; igualmente se editaron los poemarios del Premio Presencia Xauxa: Derramado cielo y el volumen de cuentos La villa del Señor, de Fernando Mendoza Canales.

Entre las ediciones de autor, cuentan Los pueblos del Hatun Mayo, de Manuel Perales Munguía. Igualmente, Wanka Limay. Idioma Wanka, de Sebastián Paredes Buendía, un volumen que aborda la cultura, la historia y el idioma huanca. Con un objetivo similar Apolinario Mayta publicó Huancayo: síntesis de su historia. En lo referente a literatura, propiamente, están: Historias, relatos, canciones, poemas y composiciones, de Reynaldo Oré Quinto; así también, Tradiciones isabelinas, de Ricardo Gago Bustamante y Vidal Maldonado Chipana; y El chuto Pukalunku y la jaujina virgen, de Sario Chamorro Balvín.

Como se ve, en 2011, y pese a la interrupción que siempre genera un proceso electoral en este rubro, se ha tenido mucha producción editorial. Suponemos que en el año 2012 será aún mayor, pues esta actividad se ve potenciada por la formalización de las editoriales y por el impulso de instituciones como la Feria del Libro en Huancayo.

Publicado en suplemento cultural Solo 4 del diario Correo de Huancayo, el 31 de diciembre de 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *